El incremento tecnológico en los últimos años ha cambiado de forma significativa la experiencia de compra en las personas. Hoy en día los diferentes sectores empresariales utilizan herramientas tecnológicas para agregar valor en la oferta al consumidor. En este sentido, el seguro on demand o “bajo demanda” es una propuesta que va en aumento dentro del ecosistema asegurador. Una interfaz llamativa, coberturas personalizables y la facilidad de contratar con un solo click, refuerzan el atractivo de estos seguros en los usuarios.

 

El seguro on demand puede definirse como la contratación instantánea de un seguro con una duración elegida manualmente o activada de forma automática a través de tecnología, que cubre las exposiciones de riesgo que surgen de una actividad o un bien asegurado. El seguro bajo demanda incluye tanto la duración como la personalización de la cobertura en un contexto impulsado por la tecnología.

 

Sin duda, la característica principal de este tipo de seguros es la facilidad de activación y cancelación por parte del usuario en función de sus necesidades. La flexibilidad del seguro on demand trae como resultado periodos de contratación mucho más cortos frente a un seguro tradicional anual.

 

Las empresas en la industria de seguros enfrentan la necesidad de satisfacer las demandas de los consumidores actuales, que en su gran mayoría están inmersos en la era digital. Para las nuevas generaciones resulta mucho más cómodo y rápido realizar compras y hacer transacciones en línea en lugar de interactuar con agentes u otros elementos tradicionales en el ecosistema. 

 

El seguro bajo demanda permite la suscripción de pólizas de manera online sin la necesidad de interacción con intermediarios. Los clientes tienen la posibilidad de contratar una cobertura sin plazos extensos o formularios complejos desde el teléfono. El pago de la prima de “micro duración” (porque es posible activar el seguro inclusive por una hora) se realiza por medio de aplicaciones móviles así como la gestión de la reclamación de siniestros y con la ayuda de chatbots.

 

De acuerdo con Insurance Thought Leadership, los cambios en la economía y tecnología han sido un factor esencial en el incremento de seguros on demand bajo tres categorías: microseguro, suscripción continua y seguro en la gig economy. 

 

  • Microseguro: es la cobertura de riesgos menores a través de una suscripción rápida que incluye productos on demand como seguros de viajes o eventos, seguros para inquilinos, para artículos domésticos de alto valor o cobertura en autos de seguro por kilómetro.
  • Suscripción continua: es el uso de datos de los titulares de pólizas que se actualizan constantemente para determinar de forma más ágil el nivel de riesgo y modificar la tarifa y los términos de una póliza en consecuencia.
  • Seguro en la gig economy: es el aumento de oportunidades para asegurar a colaboradores bajo el entorno de economía gig tal como Uber, airbnb, entre otras plataformas.

 

¿A quiénes están dirigidos los seguros on demand?

 

Con el panorama de la oferta en el mercado y con las características que se han mencionado respecto al seguro bajo demanda, concluimos que dentro del público objetivo de este producto asegurador encontramos: viajeros, recreacionistas, conductores de baja frecuencia, colaboradores de la gig economy así como freelancers, entre otros individuos con cualidades similares.

 

Los consumidores pueden dividirse en función del segmento y el nivel de riesgo.

 

Segmentación

Los potenciales usuarios del seguro on demand se ubican en estilos de vida, tanto personal como profesional, que las pólizas de seguros tradicionales no cubren de la manera más óptima respecto a los periodos de contratación. 

 

Los contratos de seguros tradicionales generalmente ofrecen protección anual cubriendo riesgos tales como: muerte, responsabilidad civil o daños a la propiedad. Desde la perspectiva del público objetivo del seguro bajo demanda, las características de una póliza tradicional no son afines a necesidades como: viajes de fin de semana, renta de equipos deportivos por hora, trabajos esporádicos, entre otras actividades.

 

Nivel de riesgo

Existe la polémica respecto al nivel de riesgo que pueden tener los consumidores del seguro on demand. De acuerdo a un estudio de Springer Link concluyen que aquellas personas que tienen la intención de contratar un seguro bajo demanda tienen mayor probabilidad de asumir los riesgos financieros. 

 

El seguro on demand se basa en el uso de datos. Algunas coberturas como en seguros por kilómetro, recurren a sensores y dispositivos de localización; con esta información es posible determinar el riesgo que representa un usuario y con base en ello, ajustar el precio de la prima.

 

Conforme el uso de tecnología se introduzca más a fondo en la operación de seguros, la asimetría de la información irá en decremento, lo que permitirá a las organizaciones en la industria definir cada vez mejor la tarifa de primas en función del riesgo.

 

¿Cuál es la propuesta de valor de los seguros bajo demanda?

 

Como todo proceso que implementa tecnología en la cadena de valor, la propuesta de los seguros bajo demanda se centra en la diferenciación. Por una parte en la simplicidad, pues es instantáneo y digital, y por otra, en la flexibilidad, al ser accesible en cualquier momento y lugar.

 

Entre los beneficios principales que ofrecen los seguros on demand encontramos:

 

  • Precio de primas: Una de las bases del seguro bajo demanda es el periodo por el cual se contrata. Al tratarse de coberturas muy cortas, las primas suelen disminuir, lo que resulta en una propuesta atractiva para el consumidor. Sin embargo, es importante saber cuándo resulta mejor un tipo de producto que otro. The European Insurance  and Occupational Pensions Authority (EIOPA) mostró un estudio en 2020 donde explicaba que en Reino Unido, una póliza diaria de seguro para automóvil contratada por un año laboral es 50% más cara que el contrato tradicional para vehículos.
  • Practicidad: El proceso de suscripción suele estar completamente digitalizado por medio de aplicaciones o plataformas digitales para brindar una mejor experiencia al usuario. La contratación no requiere de documentación impresa y los clientes reciben la confirmación de activación de forma instantánea. Sin embargo, se debe ser cuidadoso al momento de activar y desactivar coberturas pues existe la posibilidad que los usuarios se olviden de este proceso que debe ser manual.
  • Personalización: Una de las grandes apuestas en la actualidad es la personalización de productos y servicios que ofrezcan experiencias de compra únicas en los consumidores. Los seguros bajo demanda abordan necesidades muy particulares ya sean momentáneas o situacionales como: uso de un piso, viajes, trabajo esporádico, entre otras; o necesidades de nicho como: actividades deportivas no cubiertas por los seguros de accidentes, cobertura de gadgets fuera de ciertos espacios, etc. La personalización no solo se basa en la adecuación de la prima sino en el producto en sí que las empresas de seguros ofrecen al público.
  • Servicios adicionales: las organizaciones que ofrecen seguros on demand tienen la oportunidad de agregar valor con el uso de datos con los que ya cuentan. Los usuarios pueden tener acceso a información sobre su perfil de riesgo, recibir consejos sobre la cobertura del seguro e incluso, es posible dar recomendaciones sobre necesidades en tiempo real basadas en la ubicación del asegurado. 

 

Ejemplos de seguros bajo demanda

 

En el panorama actual y con los cambios que la pandemia ha impulsado en el mundo. Las experiencias de compra han evolucionado, lo que ha orillado a las empresas en el sector de seguros a adaptarse a estos nuevos modelos.

 

La startup argentina WeCover ha trabajado en los seguros bajo demanda desde 2019. El desarrollo de sus productos consiste en la activación con base en el uso de sus pólizas, pueden asegurar uno o varios artículos en un solo inventario, calcular el valor de la prima y posteriormente contratar la cobertura. La Insurtech, además de ofrecer protección a particulares en múltiples objetos como gadgets tecnológicos o instrumentos musicales, brinda coberturas a nivel corporativo.

 

Encontramos otro referente con la aseguradora Zurich. La compañía suiza ha desarrollado Zurich Now, un seguro on demand que protege diferentes artículos como teléfonos, tablets, entre otros gadgets. El usuario debe descargar una app y puede cotizar el artículo que desea asegurar, posteriormente agrega su información personal, el método de pago y puede disfrutar de la cobertura en el momento que decida activarla.

 

El seguro bajo demanda es una propuesta atractiva para los nuevos esquemas de consumo no solo por la flexibilidad en la activación y cancelación sino porque implica una alternativa viable a las demandas actuales del mercado. Las personas buscan nuevas formas de protección a eventos o situaciones específicas que los productos tradicionales del sector no cubren de la manera más eficiente. El apoyo en herramientas tecnológicas permite una penetración más acelerada de los seguros on demand, en especial con las nuevas generaciones, por lo que el desarrollo de este modelo irá en aumento dentro del ecosistema asegurador.