En ocasiones anteriores hemos hablado sobre algunas formas de financiamiento tales como los Fondos de Capital de Riesgo. No obstante, existen otras maneras de conseguir capital que quizá no sean tan conocidas, tal es el caso del tema que abordaremos en este blog: El crowdfunding.

 

El término crowdfunding deriva de la combinación de dos palabras “crowd” (multitud) y “funding” (financiamiento) que se refiere a una red de financiamiento colectivo, generalmente en plataformas digitales. Por medio de donaciones económicas los solicitantes pueden sufragar un determinado proyecto de cualquier índole. 

 

Actualmente en México existe la Asociación de Plataformas de Fondeo Colectivo (AFICO) que tiene como propósito “promover el modelo y defender los intereses, estableciendo códigos de prácticas que sean adoptados por todas las plataformas y profesionales del crowdfunding en el país” AFICO. Por el auge que ha tenido este esquema de financiamiento, muchas organizaciones de dentro de la República mexicana operan bajo los principios de esta asociación.

 

Tipos de crowdfunding

 

Tal como mencionamos anteriormente, los solicitantes de capital reciben este financiamiento por medio de las plataformas de crowdfunding y a cambio, los inversionistas reciben, o no, algún tipo de recompensa o intereses.

 

De acuerdo con la AFICO, las plataformas de fondeo colectivo se clasifican en:

 

  • Donaciones: Ofrecen el apoyo a organizaciones sin recibir algún beneficio tangible. Este financiamiento está fundamentado en la motivación social o personal. 
  • Capital: Parecido al Fondo de Capital de Riesgo, los inversionistas colocan capital en las empresas o negocios a cambio de un porcentaje de acciones o participación.
  • Préstamo: Quizá el más conocido, se otorga el dinero al solicitante pactando una fecha para la devolución más una tasa de interés (no hay intermediarios financieros).
  • Recompensas: Se fondean los diferentes proyectos a cambio de recompensas en especie como productos o servicios.
  • Regalías: Los inversionistas reciben un porcentaje de las ganancias que generen los activos que financian bajo una licencia o cuota. 

 

¿Cómo funciona el crowdfunding?

 

Dependiendo de la categoría de fondeo colectivo, el manejo del capital puede variar en algunos aspectos, pero en términos generales la evolución del financiamiento avanza en los siguientes pasos: 

 

  • Presentación del proyecto: El emprendedor envía el proyecto a la plataforma de crowdfunding para ser aspirante al financiamiento. Aquí se explica la idea general, la cantidad solicitada, periodos de entrega de resultados, tipo de inversión, etc.
  • Valoración del proyecto: La plataforma o los inversionistas aprueban o rechazan el proyecto de acuerdo a los lineamientos que establezcan.
  • Publicación: La idea del emprendedor se coloca en las plataformas con un periodo establecido para que la comunidad pueda invertir en éste.
  • Cierre: En la etapa final, se comprueba la cantidad recolectada.

 

Cualquier persona física o moral que cumpla con las características que cada plataforma solicite puede aspirar a los diferentes tipos de financiamiento colectivo, así como la naturaleza del proyecto que puede ser desde la producción de un cortometraje hasta el nacimiento de una empresa.